Cómo diseñar un juego para móvil

Ene 20, 2020 Uncategorized

Cómo diseñar un juego para móvil

Desde que los juegos llegaron a nuestros teléfonos celulares, el mundo de los videojuegos ha revolucionado. Tanto así, que entre las aplicaciones que más se descargan en las store’s, se encuentras las aplicaciones de videojuegos. 

Y es que es demasiado emocionante poder jugar tu juego favorito, en alta resolución, desde cualquier lugar en que te encuentres. 

Es por eso que muchas personas ven en esto, un campo de trabajo bastante amplio y fructífero. Cada vez más son las personas interesadas en convertirse en desarrolladores de juegos para celulares. Si este es tu caso, pero no sabes por dónde comenzar, no te preocupes. A continuación, te enseñamos cómo diseñar un juego para móvil. 

Un juego no es igual a una aplicación

En el proceso de desarrollo, hay cosas muy similares. Esto es porque un juego sigue siendo una aplicación. Pero, sin duda alguna, la diferencia entre desarrollar una aplicación común y un juego es amplia. 

Hay ciertos detalles que debemos tomar en cuenta. Desde la tecnología para crear el juego, hasta el diseño, el rendimiento, y el trabajo de marketing es distinto. Porque un juego, aunque también es una aplicación, está dirigido hacia el entretenimiento, y tiene una interacción distinta a las aplicaciones comunes, normalmente más compleja. Si quieres ver todas las diferentes características diferenciadoras que tienen ambas plataformas, puedes leer esta referencia que te indicamos a continuación.

Crea los conceptos de tu juego

Habiendo entendido que existe una diferencia, ahora debes crear el concepto de tu juego. ¿Será de terror o de aventuras? ¿Será un juego de mesa, o uno de deporte? Definir el género de tu juego, es lo que te dará las pautas para su diseño y programación. 

Por otro lado, escoge a los usuarios a los que te vas a dirigir. Sus gustos, edades, y juegos favoritos. En este caso, también debes tener en cuenta la demanda del género de tu juego. Como estamos hablando de entretenimiento, debes evaluar qué tanto le gusta a la gente el tipo de juego que vas a desarrollar. Un buen consejo es revisar la competencia, y ver qué puedes innovar, para no ser repetitivo, y así poder diferenciarte de los miles de juegos del mismo género que existen en la tienda.  

Escoge el sistema operativo 

El concepto de que no es igual desarrollar aplicaciones para Android y iOS también se aplica para los videojuegos móviles. Muchos problemas que se encuentran los creadores después de haber invertido mucho dinero y trabajo es que su juego no es compatible con alguno de los sistemas operativos, o con ninguno. Por eso, no se puede desarrollar un juego sin haber establecido esto. Además, también deberías estudiar cuál plataforma es más útil para ti. 

Contrata buenos desarrolladores

Un juego requiere mayor desarrollo que una aplicación. Eso es porque un juego tiene trama, el desarrollo de una historia. Además, la interacción es mayor que las aplicaciones comunes, y su rendimiento debe estar más optimizado. Un retraso de 3 segundos en el proceso de carga podría conllevar la perdida de una partida. 

Por tanto, mientras más expertos sean los desarrolladores, mejor rendimiento y funcionalidad tendrá tu juego. Esto también dependerá de tu presupuesto. 

Elabora los gráficos

Luego que la parte técnica del juego esté elaborada, debes escoger los gráficos que vas a usar. ¿Qué color se acomoda más al género del juego? ¿Qué textura comunica mejor la trama? 

Responder estas preguntas te permitirán ambientar adecuadamente el juego, y, además, ayuda a que los jugadores entiendan mejor su funcionalidad. Todo lo que el jugador necesita hacer y saber debe ser presentado de manera clara en el diseño. Para esto también podría incluirse un tutorial al principio.

Busco profesionales en escribir guiones

Los juegos suelen tener diálogos, tramas, y tutoriales sobre los mismos. Contrata a alguien con estos conocimientos, para que las ideas sean expresadas de manera clara, concreta y sencilla. 

Prueba el juego

Testea la funcionalidad del juego. Pide amigos, familiares, empleados, e incluso, a tus propios hijos, que prueben el juego. Trata de conseguir ciertos detalles que puedes mejorar, para que tu juego sea perfecto.  

Promociónalo

Por último, haz el trabajo de marketing, y ofrécelo en la Playstore de Android, o en la tienda de iOS.

Esperamos que esta guía te haya sido de mucha utilidad. ¡Comienza ya a crear tus videojuegos para teléfonos móviles!